viernes, 27 de julio de 2012

Salvia y Miel


Este jabón surgió como un encargo, y ya se ha convertido en uno de nuestros favoritos. Pensado para pieles sensibles  y secas, puede usarse también en todo tipo de pieles. Actúa como un potente hidratante y regenerador. 


La salvia ha sido utilizada desde la antigüedad gracias a sus múltiples propiedades medicinales. Es la hierba sagrada de los griegos. 

A pesar de los beneficiosos efectos para la salud que proporciona esta planta cuando se ingiere, nos centraremos en los beneficios que le aporta a nuestra piel. Incluida en este jabón tanto en infusión como en aceite esencial actúa como un potente antiséptico, antibiótico y cicatrizante combatiendo el acné, favoreciendo las pieles sensibles y mitigando la dermatitis. 

También le aporta a este jabón la cualidad de disminuir el exceso de producción de sudor

La miel también ha sido usada desde la antiguedad, tanto de alimento como de medicina. Previene la sequedad de la piel con su azúcar, hidratándola y regenerándola. Es un excelente antiinflamatorio, ayudando en la curación de pieles dañadas, enrojecidas y  colaborando también en el tratamiento del acné. Las pieles de niños y ancianos son las que más se benefician de los efectos de la miel.


Los aceites de oliva, coco, ricino, almendras, karité, cacao y cera de abejas le aportan suavidad y emoliencia, además de agregar al jabón propiedades regenerativas e hidratantes.

Los aceites esenciales de lavanda y salvia le aportan un agradable y fresco aroma además de potenciar las propiedades de estas dos plantas.



Es perfecto por tanto para todo tipo de pieles, especialmente para personas de tez blanca y piel seca y delicada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...